Tratamiento Homeopático de las Patologías Oculares más Frecuentes en Medicina Veterinaria

Revisión Bibliográfica: FLAVIO F. BRIONES SILVA

Santiago de Chile Febrero de 1982

PREFACIO

La CENTRAL DE HOMEOPATÍA HAHNEMANN tubo la intención de publicar, con la colaboración de varios médicos veterinarios, una serie de boletines informativos sobre el tratamiento de diversas enfermedades de los animales por medio de la terapéutica homeopática.

Se entrega a continuación el primero (y único) de estos boletines, que se refiere al TRATAMIENTO HOMEOPÁTICO DE LAS PATOLOGÍAS OCULARES MÁS FRECUENTES EN MEDICINA VETERINARIA, presentado por el Dr. vet. Flavio Briones Silva.

CENTRAL DE HOMEOPATÍA HAHNEMANN Sección Veterinaria. Bandera N° 666

Santiago de Chile, Febrero de 1982

INTRODUCCIÓN

Con cierta frecuencia durante la practica clínica nos encontramos enfrentados a Patologías Oculares; ya sea problemas únicos o formando parte de síndromes tales como el distemper y la hepatitis canina.

La terapéutica tradicional o Alopatica, nos ofrece una gama de medicamentos, que si bien es variada, por lo general no son específicos para curar dichas afecciones, tendiendo solo a prevenir complicaciones en espera que el organismo por si solo repare el daño. La homeopatía, en cambio, nos permite un tratamiento directo del problema y con excelentes resultados que muchas veces no sólo son la remisión del cuadro local, sino la mejoría total del paciente.

Motivados por los hechos antes descritos, es que se ha realizado la presente revisión bibliográfica, teniendo como finalidad divulgar esta interesante terapia y a su vez ayudar al Médico Veterinarios de mente abierta y espíritu joven, a realizar en mejor forma su trabajo.

DR. FLAVIO F. BRIONES S. Médico Veterinario Asesor, Central de Homeopatía Hahnemann

Santiago de Chile, Febrero de 1982

METODOLOGÍA A SEGUIR PARA UN BUEN APROVECHAMIENTO DE ESTE FOLLETO:

La anamnesis debe ser prolija, teniendo especial cuidado en los detalles tales como la agravación, la lateralidad, etc. Se incluye en ella además, la determinación de la constitución del individuo, lo que es de gran utilidad para la elección del medicamento.

El examen clínico se ha de realizar en forma minuciosa, observándose todos los detalles, por insignificantes que ellos parezcan, con la finalidad de obtener una exacta caracterización del cuadro.

Una vez que se cuenta con la mayor cantidad de información posible sobre el problema y el paciente, se procede a la elección del medicamento más indicado. Como guía debemos tomar los síntomas, la modalidad y la constitución del individuo.

Con respecto a la dosis es interesante, en primer lugar, definir el término: dosis, para el Medico Alopata, es la cantidad de medicamento que el enfermo debe ingerir por cada toma y por cada día para modificar su estado de enfermedad. El medicamento Homeopático es una sustancia dinamizada: lo que determina que no actúa por cantidad, sino por similitud y grado de dinamización. En otras palabras actúa cualitativamente y dinámicamente pero no masivamente. Es por eso que para el medico Homeópata la dosis se refiere a la potencia (dilución) y la repetición de tomas del medicamento.

Siempre es aconsejable una vez seleccionado el remedio, revisar su patogenia en la Materia Médica Homeopática y así confirmar la correcta elección.

NOTA: Los medicamentos incluidos en cada cuadro se presentan por orden alfabético y no según su efectividad para curar el problema.

Sobre la elección de la dosis no existen reglas fijas; por lo general se prefieren las potencias bajas (D2-6) para el tratamiento de los problemas agudos y las potencias altas (D12-400) para los problemas crónicos.

En la repetición de las tomas tampoco existe un patrón definido, recomendándose repeticiones más frecuentes en las diluciones bajas y mas espaciadas en las altas; siendo lo ideal la dosis única.

I Párpados

Blefaritis:

Inflamación de los párpados, que puede deberse a un trastorno patológico primario como extensión de enfermedades de la conjuntiva o de la cornea. La invasión de bacterias o ácaros a las glándulas de Meibomio y los folículos pilosos en el párpado marginal, son causas comunes de blefaritis. Reacciones alérgicas y eczemas generalizados también pueden producir la inflamación de estas estructuras.

Síntomas:

Los párpados están hinchados, rojos y parcialmente depilados: se observa a menudo prurito y epífora. Costras de material purulento seco se acumula en los márgenes del párpado. La conjuntiva esta generalmente comprometida:

Tratamiento:

Blefaritits aguda

Apis

Argentum nutricum

Arsenicum album

Eupharasia

Kreosotum

Merc. solubilis

Pulsatilla

Rhus toxicodendron

Sulfur

Blefaritis crónica:

Argentum nitricum

Alumina

Borax

Calcarea carbonica

Eupharasia

Graphites

Merc.corrosivus

Silicea

Sepia

Staphisagria

Tellurium

II Conjuntiva

Conjuntivitis

Inflamación que afecta a la mucosa (bulbar y palpebral) del saco conjuntival. Pueden señalarse tres formas clínicas: catarral aguda, catarral crónica y purulenta, variando el aspecto de acuerdo con la causa.

Síntomas:

Los síntomas característicos incluyen descargas desde mucoide hasta purulenta, hiperemia, hinchazon local y dolor que se manifiesta como blefaro espasmo. El trastorno puede ser unilateral o bilateral, local o asociado con una enfermedad sistémica.

Los agentes infecciosos, bacterianos o virales pueden producir conjuntivitis primaria. La descarga serosa a mucopurulenta y linfoadenopatia regional se asocia con problemas bacterianos, en cambio, la epífora marcada y descarga mucoide poco abundante con causas víricas.

La conjuntivitis alérgica se expresa mas a menudo como Quemosis. Cuerpos extraños de cualquier tipo, producen una reacción local aguda, unilateral.

Los agentes químicos (jabones, baños garrapaticidas, etc), son muchas veces causa de conjuntivitis graves, muy dolorosas y a menudo bilaterales.

Tratamiento:

Conjuntivitis catarral o purulenta aguda:

Aconitum

Apis

Argenicum nitricum

Arnica

Arsenicum album

Belladona

Euphasia

Mercurius solubilis

Pulsatilla

Rhus toxicodendron

Conjuntivitis catarral crónica:

Alumina

Argentum nitricum

Arsenicum album

Calcarea carbonica

Graphites

Hepar sulfur

Kalium bichromicum

Pulsatilla

Sulfur

Zincum

Quemosis

Edema de la conjuntiva palpebral y bulbar, caracterizado por la salida de las membranas fuera de la fisura palpebral. Se produce generalmente como consecuencia de una reacción alérgica, pero puede ser extensión de una conjuntivitis catarral.

Tratamiento:

Apis

Hepar sulfur

Phytolacca

Rhus toxicodendron

Pterigion:

Degeneración del pannus, que se manifiesta por la invasión de tejido conectivo vascularizado entre el epitelio corneal y el estroma. La hiperplásia de la lesión es una complicación frecuente:

Sintomatología:

La enfermedad es más frecuente en el pastor alemán y puede afectar a uno o ambos ojos, empieza por el limbo temporal extendiéndose centralmente como una península carnosa de color rosado. La epífora y el blefaroespasmo pueden asociarse con la enfermedad.

Tratamiento:

Apis (inicial)

Aurum metallicum

Cannabis sativa

Nutrium muriaticum (inicial)

Ratanhia

Zincum metallicum

III Cornea

Queratitis:

Inflamación de la cornea, que puede ser superficial, intersticial o ulcerativa. La Queratitis es una enfermedad corriente de los animales. Las razas caninas con ojos grandes y prominentes son las más susceptibles de sufrir estas alteraciones.

Queratitis superficial

Es producida por influencias externas que irritan o laceran la superficie corneal. La subsecuente invasión de los tejidos corneales más profundos por agentes infecciosos produce la Queratitis clínica. La falla de los párpados para cubrir apropiadamente la cornea conduce a una cornea seca y erosionada. La hipovitaminosis A produce efectos similares. La queratitis es generalmente unilateral.

Tratamiento:

Aconitum

Apis

Argentum nitricum

Arsenicum album

Belladona

Conium

Euphrasia

Kalium bichromicum

Mercurius corrosivus

Mercurius solubilis

Queratitis Intersticial

Usualmente se asocia con infecciones sistémicas como lo son la Hepatitis infecciosa canina, el Distemper y la Oftalmia periódica, Ocurre con más frecuencia en animales jóvenes y su presentación es bilateral.

La Queratitis intersticial se reconoce por la repentina aparición de una OPACIDAD densa, primero en una cornea y luego de algunos días en ambas. La inflamación usualmente sigue o coincide con los síntomas de enfermedad sistémica.

Se puede encontrar además un variable grado de dolor, exudación serosa y fotofobia. Generalmente se produce neovascularización de la córnea, pero es difícil reconocer en un comienzo, ya que los vasos son pequeños y de localización profunda. La conjuntiva bulvar esta congestiva.

La OPACIDAD de la CORNEA también puede observarse como consecuencia del glaucoma.

Tratamiento:

Calcarea carbonica

Calcarea phosphorica

Cannabis sativa

Causticum

Cineraria maritima

Conium

Euphasia

Graphites

Mercurius solubilis

Naphthalinum

Silicea

Sulfur

Queratitis ulcerativa

La ulceración de la cornea produce una opacidad característica de la estructura, la conjuntiva adyacente se encuentra congestionada. Fotofobia y descarga serosa caracterizan los primeros síntomas de ulceración corneal. En los estados posteriores el exudado se transforma en purulento. Un examen simple de la cornea puede revelar el sitio de la erosión; pero las úlceras pequeñas solo pueden observarse mediante oftalmoscopio y tinción con solución de fluorescencia. Vascularización de la zona afectada se encuentra 3 a 5 días después de haberse producido la erosión.

Complicaciones de las úlceras corneales pueden producirse por tratamiento inadecuado o por no realizarse tratamiento a tiempo. Dentro de estas complicaciones tenemos el prolapso de la cuarta capa de la córnea (Keratocele) de tratamiento solamente quirúrgico, y la pigmentación de la cornea que se encuentra concomitante con procesos crónicos.

Tratamiento:

Arsenicum album

Aurum metallicum

Argentum nitricum

Calcarea carbonica

Calcarea jodata

Conium

Euphrasia

Hepar sulfur

Kalium bichromicum

Mercurius corrosivus

Mercurius solubilis

Pulsatilla

Rhus toxicodendron

Silicea

Cicatrices la cornea

Se presentan posteriores a la curación de úlceras corneales. Generalmente son densas, pequeñas y de color blanquecino.

Tratamiento:

Graphites

Silicea

Sulfur

Abscesos:

Se producen como complicación de úlceras corneales o por cuerpos extraños que se introducen en la cornea.

Tratamiento:

Hepar sulfur

Mercurius corrosivus

Silicea

Sulfur

IV CAMARA ANTERIOR

Hipema:

Es el acúmulo de sangre en la cámara anterior del ojo.

Tratamiento:

Hamamelis

Ledum

Hipopion:

Colección de pus en la cámara anterior del ojo.

Tratamiento:

Hepar sulfur

Mercurius corrosivus

Mercurius solubilis

Silicea

V IRIS

Iritis

Inflamación del iris, también pueden estar afectados la coroide y los cuerpos ciliares. Usualmente se produce como consecuencia de toxinas en circulación, por traumas de diferente naturaleza o por enfermedades infecciosas como lo son leptospirosis y la influenza equina.

La iritis es poco frecuente en los animales domésticos, observándose casi exclusivamente en el equino.

Síntomas:

La iritis se caracteriza por presentarse en forma repentina, con gran dolor y fotofobia. La decoloración de la estructura es uno de los síntomas principales, adoptando un color amarillo oscuro. Otras porciones oculares también pueden estar inflamadas, se pueden observar además opacidad del humor acuoso y adherencias (sinequias) entre el iris y el cristalino.

La iritis en el equino tiende a ser recurrente (Oftalmia periódica)

Tratamiento:

Traumatica:

Aconitum

Arnica

Belladona

Calendula

Hamamelis

Aguda

Apis

Arsenicum album

Euphrasia

Gelsemium

Kalium bichromicum

Mercurius solubilis

Rhus toxicodendron

Crónica

Aurum metallicum

Clematis

Conium

Oftalmia periódica (Iridiociclitis recurrente):

Es una enfermedad específica de los equinos y mulos que se caracteriza por una inflamación recidivante del tracto uveal. Los síntomas clínicos aparecen en forma aguda para luego ceder, volviendo a presentarse después de un periodo variable de tiempo. La enfermedad se presenta con mayor frecuencia en los machos y en los jóvenes.

El iris y el cuerpo ciliar son las estructuras principalmente afectadas, pero luego de repetidas recaídas se complican el cristalino, la retina y el cuerpo vítreo.

Síntomas:

Los síntomas tempranos incluyen lagrimación que gradualmente pasa a ser un exudado más profuso. Hay una extrema sensibilidad a la luz, la conjuntiva esta enrojecida y brillante y se puede encontrar fiebre.

La cornea comienza a hacerse gradualmente opaca. Los más peculiar de esta condición es que los casos que mejoran presentan repetición de los síntomas.

Tratamiento:

Aconitum

Belladona

Conium

Graphites

Kalium bichromicum

Silicea

VI CRISTALINO

Catarata

Consiste en la opacidad del lente del cristalino, su cápsula o ambas estructuras a la vez; siendo el lente el más frecuentemente atacado. La opacidad puede ser completa o parcial.

La catarata capsular usualmente depende de injurias y se produce, por lo tanto, en forma aguda; en cambio la catarata lenticular es progresiva y se observa frecuentemente en animales viejos, siendo más resistente al tratamiento.

Síntomas:

Aparición de un cuerpo opaco de color gris pálido detrás de la pupila que se observa fácilmente cuando esta estructura esta dilatada.

Tratamiento:

Apis

Calcarea carbonica o phosphorica

Calcarea fluorica

Cannabis sativa

Causticum

Cineraria maritima

Ledum

Magnesium carbonica o phosphoricum

Nephthalinum

Natrium muriaticum

Phosphorus

Secale

Silicea

Sulfur

VII APARATO LAGRIMAL

Dacrio cistitis:

Inflamación del saco lagrimal, pudiendo ser aguda a crónica. Puede estar asociada a conjuntivitis o a una inflamación catarral de los conductos nasales.

Síntomas:

Una epífora crónica puede ser el único síntoma clínico, pudiendo encontrarse también una conjuntivitis ligera y un leve abultamiento sobre el saco lagrimal.

Tratamiento:

Acidum nitricum

Arsenicum album

Calendula

Hepar sulfur

Natrium muriaticum

Petroleum

Pulsatilla

Silicea

VIII ORBITA

Celulitis orbitaria:

Es la inflamación de tejido que rodea el globo ocular, como consecuencia de contusiones, laceraciones o infecciones.

La celulitis orbitaria se caracteriza por producirse en forma súbita y por lo general, unilateral.

Síntomas:

Los tejidos periorbitales están aumentados de volumen y enrojecidos. A causa del edema el globo ocular sobresale de la órbita, el dolor es intenso por lo que los ojos se mueven lentamente. Se puede observar exudado purulento, la cornea se vuelve seca y propensa a lesiones adicionales si no se le protege.

Tratamiento:

Apis

Aconitum

Belladona

Hepar sulfur

Rhus toxicodendron

Phytolacca

Silicea

IX SINTOMAS CARACTERISTICOS DE LOS MEDICAMENTOS CITADOS

ACONITUM

Aconitum actúa en los estados iniciales de todos los procesos inflamatorios que se presentan en forma violenta (por ejemplo aquellos producidos por traumas). Su acción es de corta duración, pero es suficiente para evitar el paso a las etapas siguientes del cuadro.

La alteración que produce sobre las membranas mucosas es seca y con una extrema sensibilidad sensorial (fotofobia como consecuencia) es de gran utilidad en inflamaciones producidas por aire frío y seco (“viaje en auto descubierto”) y en el tratamiento posterior a la extracción de un cuerpo extraño.

Aconitum es también un gran medicamento del dolor, que se caracteriza por ir acompañado de gran inquietud, ansiedad y temor.

Indicaciones: Conjuntivitis catarral aguda, queratitis superficial, iritis traumática y celulitis orbitaria.

Dilución: D3 - 6

ALUMINA:

Una de sus principales características es que produce sequedad de las mucosas y de la piel; debido a ello es que una de sus principales aplicaciones clínicas es la inflamación crónica de los párpados donde hay una gran sequedad y dolor sin mucho daño de tejido.

Alumina está especialmente indicada en las inflamaciones granulomatosas crónicas, en las cuales el párpado inferior esta débil y colgante.

También tiene acción en la conjuntivitis crónica de naturaleza catarral pero con poca o nada de secreción, y que afectan exclusivamente a la conjuntiva palpebral.

Indicaciones: Blefaritis y conjuntivitis catarrales crónicas

Dilución: D12 - 30

APIS

La principal característica de este medicamento son los edemas, que acompañan desde un comienzo a los procesos inflamatorios y se puede localizar en cualquier zona del organismo.

Las membranas mucosas afectadas se encuentran con una gran dilatación de los vasos sanguíneos, aumentados de volumen por el acumulo de liquido y muy sensibles al tacto.

Los párpados por ejemplo, se encuentran inflamados, edematosos (más notorio en el párpado inferior), congestionados y evertidos. La lagrimación es caliente y hay una gran fotofobia, la conjuntiva palpebral esta generalmente roja y brillante siendo la exudación serosa en un comienzo para luego hacerse purulenta.

La queratitis de Apis cursan con una intensa Quemosis de la conjuntiva ocular. También tiene acción sobre aquellas opacidades, ya sean de la cornea o de cristalino, producidas por procesos inflamatorios agudos.

Indicaciones: Blefaritis aguda, conjuntivitis aguda, quemosis, pterigion (solo en fase inicial), queratis superficial, iritis aguda, cataratas y celulitis orbitaria.

Dilución: D3 - 30.

ARGENTUM NITRICUM:

Es en las inflamaciones purulentas del globo ocular donde Argentum nitricum presta sus mejores servicios. Hay pocos síntomas característicos pero la abundante secreción purulenta, los párpados hinchados por el acumulo de material purulento en el ojo y el aumento de volumen del tejido sub - conjuntival son indicaciones de la droga.

Opacidad y ulceración de la cornea, concomitante con la inflamación mucopurulenta son también síntomas importantes de mencionar.

Los párpados también pueden estar afectados, presentando en los márgenes procesos ulcerativos crónicos.

Indicaciones: Blefaritis agudas y crónicas, conjuntivitis purulentas agudas y crónicas, queratitis y úlceras corneales.

Dilución: D6 - 12

ARNICA

Es el remedio más importante de las contusiones y sus consecuencias. Arnica debe recordarse en todos los casos, ya sean agudos o crónicos, que dependen de un traumatismo.

En el globo ocular contusionado encontramos una intensa inflamación con gran inyección vascular. El traumatismo produce la ruptura de los capilares, lo que se traduce en extravasaciones sanguíneas (equimosis) de diferentes tamaños en las mucosas afectadas. Arnica favorece la reabsorción de estas hemorragias capilares y cura todos los síntomas de la inflamación pudiendo incluso evitar que se presenten, si se administran inmediatamente después del traumatismo sin esperar que se presenten los síntomas.

Indicaciones: Conjuntivitis e iritis traumáticas.

Dilución: D6 -30

ARSENICUM ALBUM:

Es uno de los más grandes policrestos del arsenal homeopático y como tal, su amplio campo de acción se hace efectivo de preferencia en aquellos individuos cuyo cuadro constitucional concuerda con el medicamento (tipo marásmico, caquéxico).

En Arsenicum los párpados están hinchados y edematosos pero por lo general, el aumento de volumen no es de naturaleza inflamatoria y cursa sin dolor. También se encuentran cerrados en forma espasmódica y la conjuntiva esta intensamente enrojecida. Hay lagrimación intensa y tendencia a la inflamación de los márgenes del párpado.

En comparación con Apis, Arsenicum mejora notablemente con el calor. Esta indicado en el enrojecimiento crónico del ojo.

Es característico que los ojos se mantengan abiertos en un ambiente seco, pero no en el interior de la casa ni en la oscuridad.

En la cornea puede encontrarse una inflamación recidivante, especialmente en individuos jóvenes y vascularización posterior a la formación de úlceras muy dolorosas. Las Queratitis deber cursar con síntomas generales de Arsenicum como son la gran intranquilidad y la sed intensa.

Indicaciones: Blefaritis aguda, conjuntivitis catarral aguda y crónica, queratitis superficial y ulcerativa, iritis aguda y dacrio cistitis.

Dilución: D6 - 30

AURUM METALLICUM:

Si bien varios autores citan este medicamento para el tratamiento de diversas afecciones oculares, son muy pocas las características de su acción que pueden ser encontradas en la literatura.

En un punto donde se encuentra cierta concordancia es que la acción de Aurum se expresa especialmente en individuos del tipo “syphilitico”. Es de gran interés la gran vascularización que esta sustancia produce en todas las estructuras oculares, en especial la cornea y la retina.

La cornea además puede sufrir opacidad y, por supuesto, ulceraciones. En el iris la inflamación que produce es acompañada de un intenso dolor.

Indicaciones: Pterigion, queratitits ulcerativa e iritis cronica.

Dilución: D6 - 30

BELLADONA:

Su importancia radica en el hecho de tener una gran acción en los primeros periodos de la inflamación localizada, que se presenta en forma brusca y evoluciona rápidamente.

Puede afectar a cualquier estructura ocular la que se presenta enrojecida y con gran dolor. Es característica la presencia de dilatación de la pupila (midriasis). Una fotofobia intensa también puede ser encontrada.

Belladona es de gran utilidad en el inicio de las afecciones febriles.

Indicaciones: Conjuntivitis catarral aguda, queratitits superficial, iritis traumática y celulitis orbitaria.

Dilución: D6 - D12

BORAX:

Tiene acción sobre las membranas mucosas y la piel, produciendo irritación y ulceraciones que pueden supurar.

Las pestañas están grumosas y se pegan unas con otras o se vuelven hacia adentro (entropion).

Indicaciones: Blefaritis ciliar

Dilución: D3 - 6

CALCAREA CARBONICA

Es un medicamento constitucional, lo que determina que a pesar de tener una importante acción sobre el ojo, su acción solo se manifiesta cuando el individuo afectado corresponde al tipo “Carbónico” (obeso y de tamaño pequeño en líneas generales).

Su principal síntoma es la inflamación; que se puede producir en cualquier estructura ocular y se caracteriza por su larga duración (crónica). Como consecuencia de este proceso crónico se producen ulceraciones, ubicadas de preferencia en la córnea.

La fotofobia de Calcarea carbónica es muy marcada, determinando que el individuo que la sufre no puede soportar ningún tipo de luz sin que le produzca una aguda inflamación de las estructuras oculares.

Hay, además, dilatación crónica de la pupila, cataratas y fácil fatiga del ojo.

Indicaciones: Blefaritis crónica, conjuntivitis catarral crónica, opacidad de la córnea, queratitis ulcerativa y cataratas.

Dilución: D12 - 200

CALCAREA FLUORICA

Util en caso de catarata incipiente. Aquellos procesos que se acompañan de depósitos de calcio en los huesos y articulaciones responden muy a este medicamento.

Indicaciones: Cataratas incipientes.

Dilución: D12

CALENDULA

Tratamiento de las injurias del ojo, con tendencia a la supuración, gran dolor y cicatrización. También de ulceraciones dolorosas y purulentas.

Calendula es el verdadero antiséptico homeopático: tiene muy buena acción en forma local lo que justifica su eso como ungüento o solución acuosa.

Indicaciones: Iritis traumática y dacriocistitis. En general puede utilizarse como complemento en el tratamiento de cualquier proceso inflamatorio o séptico local.

Dilución: Tintura Madre - D3.

CANNABIS SATIVA:

Es reconocido como uno de los mejores medicamentos para el tratamiento de la opacidad de la cornea; especialmente indicado en individuos del tipo “syphilitico”.

La cornea se observa profundamente opaca y vascularizada. Es de gran ayuda en opacidades resultantes de un mal tratamiento de úlceras corneales o por tejidos cicatriciales resultantes de ellas.

Puede ser utilizada, también para el tratamiento de las cataratas en pacientes de temperamento nervioso.

Indicaciones: Pterigion, opacidad de la cornea y cataratas.

Dilución: D3 - 6

CAUSTICUM:

Debido al éxito que con el han obtenido, es el medicamento de elección de ciertos autores (Norton cit. Por Cartier) para el tratamiento de las Cataratas. Sin embargo parece ser que Cautistcum sólo actúa en aquellos pacientes que junto con la Catarata, generalmente de color grisáceo, cursan con alteraciones de los nervios motores como por ejemplo parálisis de los músculos oculares, parálisis, hemiplegias, etc., la droga, en estos casos, detiene el proceso e incluso lo mejora.

Indicaciones: Opacidad de la cornea y cataratas

Dilución: D12 -30

CINERAREA MARITIMA:

Actúa principalmente en las cataratas traumáticas o consecutivas a degeneraciones de la cornea. Estas opacidades son de color blanquecino y se desarrollan en forma rápida.

La acción de este medicamento es muy incierta, se recomienda la instilación con Cineraria en forma de fluido acuoso. Sin embargo esta forma de administrarlo no es sin peligro de irritación para el ojo.

En casos de pacientes que presentan cataratas complicadas con otra enfermedad, sin la corrección de esta última, la instilación de esta droga en el ojo es totalmente inoperante.

También actúa en opacidades corneales de origen traumático.

Indicaciones: Opacidad de la cornea y cataratas.

Dilución: D2 - 4

CLEMATIS:

Es un medicamento de escasa acción en la zona oftálmica. Su uso esta indicado en casos de iritis de desarrollo crónico que cursan en conjunto con alteraciones del tracto reproductivo de la hembra.

Indicaciones: Iritis crónica.

Dilución: D2

CONIUM:

Hay una tendencia general a las excreciones, explicable por la tendencia paralítica que caracteriza al medicamento que libera a las glándulas del control nervioso.

Debido a lo antes descrito es que encontramos lagrimación excesiva que no guarda proporción con la lesión que le produce, este fenómeno se acompaña de fotofobia y puede encontrarse durante el curso de queratitits, úlceras corneales (que en el caso de Conium son superficiales), cataratas, etc.

Hay gran dolor en el ojo, que se agrava por la noche y ante el más insignificante rayo de luz, se alivia por la oscuridad y la presión.

Conium, al igual que Gelsemium es un excelente remedio para la caída de los párpados (ptosis).

Indicaciones: Queratitis superficial opacidad de la cornea, úlceras corneales e iritis crónica.

Dilución: D6 - 30

EUPHRASIA

Su acción se centraliza en los ojos y podría llegar a decirse que Euphrasia cura casi todas las afecciones de los ojos, ya sean estas agudas o crónicas.

Una de las características importadas de las enfermedades oculares de este medicamento, es la acumulación de mucosidades pegajosas en la córnea, que se quitan al pestañear. Todos los casos de este tipo se acompañan de fotofobia y lagrimación; los párpados pueden estar comprometidos.

Las inflamaciones sobre las que actúa son aquellas que aparecen en forma violenta, pero también esta indicado en casos más crónicos; también actúa en vesículas y úlceras corneales profundas que se presentan en conjunto con los otros síntomas.

Indicaciones: Blefaritis aguda y crónica, conjuntivitis catarral aguda, queratitits superficial e interstiticial, úlceras de la córnea e iritis aguda.

Dilución: D3 - 6

GELSEMIUN:

Es el gran aumento de las iritis serosas, que por lo general se acompañan de coroiditis, hipersecreción y alteración del humor acuoso. El dolor puede estar presente,. Al igual que una gran inyección ciliar.

La caída de los párpados o ptosis, es una característica acentuada de remedio y; se explica por su tendencia a las parálisis. Los músculos están relajados y no pueden mantener el párpado elevado.

Indicaciones: Iritis aguda

Dilución: D6

GRAPHITES:

Entre las enfermedades crónicas para las cuales Graphites es muy útil están las afecciones de los párpados. En ellos, el medicamento se caracteriza por producir eczemas, con erupciones húmedas y fisuras en los márgenes, los cuales están cubiertos de placas y costras pero no enrojecidos (si en Sulfur). Graphites encabeza la lista de medicamentos para el tratamiento de las afecciones eczemosas de los párpados, siendo seguido por Staphisagría.

Hay una extrema fotofobia, especialmente a la luz solar, con abundante lagrimación, Hay gran dolor especialmente cuando esta ulcerada la cornea.

La queratitis de Graphites es de tipo pustular y afecta especialmente a individuos jóvenes; junto con la inflamación de cornea hay fisuras de los canthus, congestión acentuada de la conjuntiva con gran inyección vascular y lagrimación crónica.

Indicaciones: Blefaritis crónica eczematosa, conjuntivitis crónica, opacidad de la cornea y cicatrices corneales.

Dilución: D6 - 30

HAMAMELIS

Entre sus síntomas principales tenemos las hemorragias pasivas de sangre oscura (de origen venoso), lo que en el ojo se traduce en hemorragias de la conjuntiva o intraoculares de origen traumático.

Hamamelis parece dar buenos resultados en aplicaciones tópicas (al igual que Calendula y Arnica) por lo que se le puede utilizar para el tratamiento de heridas y lesiones del globo ocular siempre y cuando estas alteraciones no formen parte de un cuadro general.

Indicaciones: Hipema e iritits traumática

Dilución: D2- 4

HEPAR SULFUR (Hepar sulfuris calcareum):

Este medicamento tiene gran acción en el periodo supurativo de las inflaciones localizadas, siendo más indicado en el momento en que el pus comienza a formarse o esta casi formado; pudiendo impedir la supuración y hasta hacer remitir todo el proceso inflamatorio.

En caso que el pus ya esta formado apresura su salida y ayuda a notablemente a la curación de la ulcera consecutiva.

Hepar es por lo tanto, el medicamento indicado en las úlceras corneales profundas que cursan con abscesos, esfacelos o hipopion; contra el hipopión no existe un remedio superior a Hepar sulfur.

La agravación de los síntomas es por el aire frío y mejoran con el calor.

Indicaciones: Conjuntivitis catarral crónica, quemosis, queratitis ulcerativa, abscesos de la córnea, hipopion, dacriocititis y celulitits orbitraría.

Dilución: D4 - 12

KALIUM BICHROMICUM:

Tratamiento de úlceras de las membranas mucosas que se caracterizan por ser profundas como si hubieran sido hechas con un saca bocados y de bordes regulares; cursan sin mucho dolor ni fotofobia.

También se puede encontrar hipersecreción de mucus filante, viscoso que se adhiere a las mucosas que lo producen; el color de esta secreción puede ser amarillo o verdoso y se estira en largos filamentos.

Indicaciones: Conjuntivitis catarral crónica, queratitits superficial, queratitis ulcerativa e iritis aguda.

Dilución: D6 - 12

KREOSOTUM:

Produce irritación violenta de la mucosa palpebral con secreción abundante y escoriante; los párpados se encuentran rojos, aumentados de volumen y lagrimantes. Las secreciones son de muy mal olor.

Indicaciones: Blefaritis aguda.

Dilución: D6

LEDUM:

Es un importante medicamento de los traumas y sus consecuencias, Ledum en muchas ocasiones sirve para terminar el trabajo que Arnica comenzó bien pero no pudo concretar.

Si bien Arnica elimina las equimosis y decolora rápida y perfectamente las mucosas afectadas, para los hematomas de color negro azulado (“ojo negro”) de origen contuso, no hay mejor remedio que Ledum.

Se le puede utilizar en el tratamiento de las Cataratas o incipientes de origen traumático,

Indicaciones: Hipemia y cataratas.

Dilución: D3 - 6

MAGNESIUM CARBONICUM

En el tratamiento de las cataratas su indicación esta dado por la constitución del individuo.

Actúa bien en pacientes debilitadas por enfermedades graves, especialmente del hígado y la tiroides o estados post - operatorios. También en cataratas relacionadas con trastornos de la vejez en hembras.

Indicaciones: Cataratas

Dilución: D12 - 30

MERCURIUS CORROSIVUS:

Inflamación violenta del ojo, siendo la estructura más afectada el Iris; el que adopta un color turbio, se engrosa y no puede contraerse ni dilatarse.

Los párpados se encuentran edematosos, enrojecidos con escoriaciones y en algunos casos con ulceraciones u orzuelos. La conjuntiva se encuentra igualmente inflamada, hay una leve tendencia a la formación de pus, pero este pus puede estar alojado en la cámara anterior del ojo.

Úlceras profundas y de presentación violenta pueden encontrarse en la cornea.

Todos los problemas antes citados curan con gran fotofobia, lagrimación irritante y severo dolor que se agrava por las noches.

En el tratamiento de la Iritis se puede asociar con Atropina en forma local para prevenir la formación de adherencias.

Indicaciones: Blefaritis crónica, queratitis superficial, úlceras corneales, abscesos de la cornea e hipopión.

Dilución: D6 - 30

MERCURIUS SOLUBILIS

Gran inflamación de las mucosas con acumulo de secreción viscosa y escoriante. Puede afectar a todas las membranas mucosas del ojo con sintomatología similar a la de Mercurius corrosivus; estos síntomas se agravan con el calor y en la noche.

Tiene una marcada tendencia a la supuración, pero con mayor acción cuando el pus comienza a formar, siendo muy útil en las afecciones purulentas y en especial en el Hipopión.

También hay tendencia a la ulceración; siendo las úlceras superficiales y de bordes irregulares. Junto con las úlceras por lo general se encuentra una cornea muy vascularizada; la queratitis puede ser difusa o localizada.

En general podemos decir que la acción de Mercurius solubilis, a diferencia de Mercuirius corrosivus, es de acción profunda y principalmente constitucional.

Indicaciones: Blefaritis aguda, conjuntivitis catarral aguda, queratitis superficial, queratitis intersticial ulcerativa, hipopion e iritis aguda.

Dilución: D12 - 30

NAPHTHALINUM:

Estudios experimentales realizados en animales, demostraron que Naphthalinum tiene una afinidad por el cristalino, donde se acumula y produce opacidad que cursa con todos los síntomas típicos de la catarata.

Si bien Naphthalinum es uno de los medicamentos más usados para el tratamiento de la catarata, su superioridad sobre los otros medicamentos no es tal, siendo al parecer más eficiente en cataratas de origen traumático o las formas pigmentarias acentuadas que se extienden desde el centro a la periferia.

También se puede utilizar para el tratamiento de las opacidades de la cornea. Es interesante de mencionar, además, su acción sobre la retina donde se puede encontrar decoloración, infiltración papilo retinal, depósitos de sustancias y exudación.

Indicaciones: Opacidad de la cornea y del cristalino.

Dilución: D3 - 6

NATRUM MURIATICUM (Na Cl):

Es sabido que los depósitos de sal producen opacidad del cristalino, y es por eso que Natrium muriaticum es un excelente remedio para el tratamiento de la catarata, cualquiera sea su origen.

El aspecto de la catarata es típico; comienza por la periferia tomando una forma radiolar, de estrías nítidas aunque a menudo, irregulares. El proceso progresa lentamente por lo que la visión se mantiene largo tiempo relativamente buena, sobre todo si se cuenta con buena iluminación

Natrium muriaticum actúa bien en cataratas incipientes, pero no en aquellas que están ya maduras; las cuales solo pueden ser tratadas mediante la cirugía.


Es característico del medicamento el hecho que la pupila este contraída, además el lagrimeo constante y la fotofobia.

Indicaciones: Pterigion, cataratas y dacriocistitis.

Dilución: D6 - 60

NITRICUM ACIDUM

Tiene una particular afinidad por la zonas donde se reúnen las superficies mucosas y la piel, como por ejemplo los párpados. En dichas zonas produce inflamación, eczema, agrietamiento y úlceras.

En la zona ocular puede encontrarse además lagrimeo constante, fotofobia y ulceraciones de la cornea.

Indicaciones: Dacriocistitis y ciertos casos de úlceras corneales, conjuntivitis e iritis.

Dilución: D6 - 12

PETROLEUM:

Tiene una marcada afinidad por la piel, donde su acción puede ser comparada con la de Graphites.

Los párpados son las estructuras oculares que se encuentran afectadas en Petroleum, observándose inflamación de los márgenes, fisuras de los cantos, tendencia a la supuración y caída de las pestañas.

La piel alrededor del ojos esta seca, el canal lagrimal esta inflamado con formación de pus y fistulación.

Todos los síntomas se agravan en invierno

Indicaciones: Blefaritis y dacriocistitis.

Dilución: D6 - 12

PHOSPHORUS:

Las cataratas de Phosphorus comienzan por el centro y se extienden hacia la periferia; la visión es dificultosa y se agrava por la luz intensa.

El uso de medicamento esta determinado, sin embargo, por el cuadro general coexistente, que debe ser indicativo de Phosphorus.

Indicaciones: Cataratas

Dilución: D12 - 60

PHYTOLACCA

Es un medicamento que esta fuertemente relacionado con el tejido linfático que rodea la garganta y el que se localiza en la cabeza; y mas específicamente con e tejido celular que rodea la orbita. Su acción sobre estos tejidos se traduce en inflamaciones, panoftalmia y celulitis orbitaria.

Los párpados se endurecen y hinchan, el globo ocular sobresale de su órbita y la movilidad del ojo es limitada o inexistente.

Esta indicada en la quemosis, al igual que en procesos malignos de los párpados, como por ejemplo los epiteliomas.

Indicaciones: Quemosis y celulitis orbitaria

Dilución: D6 - 30

PULSATILLA:

La disposición y el estado mental son los principales síntomas guías para la elección del Pulsatilla. Es un medicamento de las hembras, principalmente los jóvenes, tranquilas, quejumbrosas, tímidas y fácilmente emocionables.

Su campo de acción es muy amplio; afecta a las membranas mucosas donde produce inflamación con pus espeso de color verde amarillento. Es útil en oftalmias purulentas de recién nacidos, ya que estos responden muy bien al medicamento constitucional de su madre.

Toda vez que la paciente se resfría, el mal se le localiza en los ojos y la nariz.

Los párpados se encuentran inflamados y sangran fácilmente; hay formación de pequeñas pústulas y gránulos aislados. También una marcada tendencia a la formación de orzuelos.

En las primeras etapas de la parálisis del nervio óptico, Pulsatilla es de gran utilidad. El paciente se frota constantemente los ojos teniendo o no mucosidad.

El tratamiento de la catarata es solo efectivo al inicio de la afección.

Indicaciones: Blefaritis aguda, conjuntivitis aguda y crónica, queratitits ulcerativa y dacriocistitis.

Dilución: D6 - 60

RATANHIA:

Se le menciona repetidas veces en el tratamiento del Pterigion, pero sin tener síntomas indicativos especiales.

Indicaciones: Pterigion.

Dilución: D3 - 6

RHUS TOXICODENDROM:

Es un medicamento de gran utilidad en las patologías oculares, debido a su amplia esfera de acción.

Los párpados se encuentran inflamados, edematosos, brillantes y con las pestañas aglutinadas. Es la cornea podemos encontrar vascularizaciones circunscritas y ulceraciones intensas.

Estados avanzados de celulitis orbitaria, que cursan con invasión bacteriana responden muy a este medicamento; que además evita complicaciones mayores.

En las iritis de tipo traumático Rhus es el análogo de Belladona, pero con una acción más rápida y profunda. También es de gran ayuda en el tratamiento de las Iritis supurativas con gran producción de pus amarillento, sin embargo en estos casos no debe olvidarse Hepar Sulfur.

Indicaciones: Blefaritis aguda, conjuntivitis aguda, quemosis, queratitis ulcerativa, iritis aguda, celulitis orbitaria.

Dilución: D3 - 12

SECALE CORNUTUM:

Al igual que Natrium muriaticum es un medicamento de fondo en el tratamiento de las Cataratas, en el sentido que se aplica igualmente bien en todos los casos.

Es probable que el fenómeno primordial en la opacidad del cristalino, es el enrarecimiento del líquido intrafibrilar. Secale y Natrium muriaticum actúan volviendo, más o menos completamente, el volumen de ese liquido a una tasa normal.

A diferencia de Natrium muriaticum, las cataratas de Secale cursan con dilatación de la pupila; sin embargo ambos medicamentos pueden ser usados en conjunto.

Indicaciones: Catarata.

Dilución: D6 - 12

SILICEA

Silicea es un excelente remedio para las inflamaciones que termina en supuraciones. Se utilizan con éxito en el periodo posterior a Hepar sulfur o Calcarea sulfurica, medicamentos que facilitan la salida del pus ya formado, en tanto que Silicea trabaja para la curación definitiva.

Constitucionalmente el enfermo de Silicea es débil, de piel fina, escaso desarrollo muscular y con síntomas nerviosos que corresponden al cuadro general de “debilidad”. El enfermo tiene una marcada tendencia al desfallecimiento y la infección.

La cornea es muy afectada por el medicamento produciéndose úlceras profundas que se cubren de escasas; hay también manchas y cicatrices.

El canal lagrimal puede estar atrésico o inflamado y purulento con formación de fístulas.

En general podemos decir que los procesos patológicos de Silicea pueden ser agudos o crónicos y se localizan en cualquier estructura ocular, siendo de gran importancia la indicación constitucional.

Silicea es el medicamento crónico de Pulsatilla.

Indicaciones: Blefaritis crónica, queratitis intersticial, úlceras corneales, abscesos de la cornea, hipopion, cataratas, dacriocistitis y celulitis orbitaria.

Dilución: D6 - 30

STAPHISAGRIA:

Eczema de los párpados con formación de costra, bajo las cuales hay una humedad acre. Generalmente produce mucho prurito, se observan además orzuelos y nudosidades que pueden ulcerarse.

Su efectividad en la curación de la Blefaritis crónica solo puede comprarse con Graphites.

Indicaciones: Blefaritis crónica.

Dilución: D6 - 12

SULFUR:

El remedio presenta muchos síntomas oculares que en tiempos pasados se hubieran clasificado como “escrofulosos”, pero de los que nosotros conocemos su origen “psorico”.

Al hablar de “enfermedades oculares del enfermo de Sulfur”, nos estamos refiriendo a una amplia gama de patologías de todas las especies. Hay erupciones de la piel de los párpados, los que se presentan además ulcerados y arrugados ya sea hacia fuera o hacia adentro.

Hay síntomas de catarro, que se agravan con el baño. En general el individuo del Sulfur sufre una agravación de todos sus síntomas por el baño.

En el tratamiento de la catarata, Sulfur es un refuerzo en la acción de Natrium muriaticum y de Secale, transformándose en un medicamento de alternativa.

Los resfrios al igual que en Pulsatilla, se localizan en la zona nasal y ocular.

Indicaciones: Blefaritis aguda, conjuntivitis crónica, opacidad de la cornea, cicatrices de la cornea, abscesos de la cornea y cataratas.

Dilución: D6 -30

TELLURIUM:

Problemas vicariantes, alérgicos en el ojo en relación con enfermedades de los oídos.

Indicacione: Blafaritis crónica alérgica.

Dilución: D6

ZINCUM:

Entre los síntomas oculares de Zimcum tenemos el engrosamiento y opacidad de la conjuntiva, la que se encuentra infiltrada, con manchas en su superficie y con aspecto de piel. Todas las alteraciones antes descritas, que coinciden admirablemente con los síntomas de Pterigion, comienza en la cornea o bien en el canto interno del ojo se extienden hacia la pupila.
Además tenemos un engrosamiento doloroso de los párpados extropion y entropion, este último cursa con intensa irritación del globo ocular, fotofobia y lagrimación.

Zincum es muy semejante a Euphasia en los trastornos oculares.

Indicaciones: Conjuntivitis catarral crónica (por el entropion) y pterigion.

Dilución: D3 - 12

X BIBLIOGRAFIA

AUBRY, P. et BARDOULAT, D.: Médicine Vetérinaire Homéopathique. París, J. B. Bailliére et Fils, 1952. 262p.

BOERICKE, William: Pocket Manual of Homeopathic Materia Medica. 9ª ed. Revised and enlarged. Philadelphia, Boericke Runyon, Boericke and Tafel, 1927 VIII, 1042p.

CARTIER, Francois: Traité Complet de Thérapeutique Homeopathique. V Maladies des yeux, du nez, des oreilles et du larynx. París, J. B. Bailliére et Fils, 1928. sp.

EIZAYAGA, Francisco Javier: El Moderno Repertorio de Kent. Buenos Aires. Ediciones Marecel, 1979. XCV, 855p.

EIZAYAGA, Francisco Javier: Tratado de Medicina Homeopática. Buenos Aires. Ediciones Marecel, 1972. 323p.

HORVILLEUR, Alain: Matiére Médicale Homéopathique. Lyon, Editions Camugli, 1979. 653p.

KENT, James Tyler: Matiére Médicale Homéopathique. Tard. De la 4ª ed., s.1., “Les Annales Homéopathiques Francaises”, Dr. P. Joly. 1976. 2v

MACLEOD, G.: The Treatment of Horses by Homeopathy. Devon, Health Science Press, 1977. 182p.

MERCK, Sharp and Dohne International: El Manual Merck de Medicina Veterinaria, Un manual de diagnóstico y tratamiento para el médico veterinario. Rahway, N. J., Merck Co., 1970. 1348p.

NASH, E. B.: Indicaciones Características de Terapéutica Homeopática, Santiago, Chile, Editorial Hochstetter, 1978. 458p.

ORTLOFF, Hans: Homöopathische Behandlung der Augenkrankheiten. Ulm – Donau, Haug, 1959. 77p.

ZIMMERMANN, Anna – María: Homöotherapie der Augenkrankheiten. Regensburg, Johannes Sonntag, 1981. 255p.

Usted está aquí: Inicio Artículos (Lecturas) Tratamiento Homeopático de las Patologías Oculares más Frecuentes en Medicina Veterinaria