Nux Vomica
(Originalmente publicado en la revista Divulgación de la Homeopatía, Nº 260 / Abril de 1990)
Dr. Flavio Briones S. M.V.
 
La Nux vomica y su principal alcaloide, la estrictina, ejercen una acción tóxica sobre el sistema nervioso y el hígado.Su acción sobre los nervios se caracteriza por una exageración de la sensibilidad a todo tipo de estímulo, en especial al ruido, a la luz y al contacto.
El sujeto presenta las pupilas dilatadas (midriasis) y posición de opistotomo; acompañándose estos síntomas de convulsiones tetaniformes.

Paralelamente a su acción sobre el sistema nervioso, Nux vomica influye el sistema digestivo; en particular el hígado. Aumenta las secreciones de tipo reflejo, además de producir espasmos de la musculatura gastro - intestinal (fibras lisas) .

Morfología:

El individuo de Nux vomica es delgado o adelgazado, por lo general de pelaje oscuro. Es de temperamento nervioso y con tendencia a sufrir trastornos gastrointestinales, como indigestión, constipación y hemorroides.

Se ve débil en las mañanas, al despertar, lo que es un reflejo de cómo se siente; traduciéndose ello en una falta de actividad en ese horario.

Síntomas mentales:

Lo fundamental del individuo Nux vomica es su hipersensibilidad a todo tipo de factores, ya sean ellos externos o internos. Es hipersensible a la luz, a la música, a los ruidos, al menor contacto, a los olores de comer.

En el plano emocional esta característica le ocasiona trastornos mentales y físicos; presentando trastornos por ira, por ansiedad, por susto, por indignación, por anticipación, por decepciones, o frustración, por penas, por celos, por reto y por desprecio.

La hipersensibilidad es el resultado directo de un marcado descenso del umbral de excitabilidad de su sistema nervioso, lo que en última instancia es la causa base de su irritabilidad y de su agresividad.

El paciente de Nux vomica es sumamente irritable, iracundo, colérico y violento. Esta irritabilidad se acompaña frecuentemente de ansiedad y se desencadena por contradicción, por pequeños o si lo interrumpen.

Se ofende fácilmente y alberga resentimientos que pueden durar años.

La más importante expresión de su irritabilidad es su agresividad; la que puede manifestarse en forma verbal o física. En ocasiones rompe los objetos, pudiendo llegar a tener deseos de matar, incluso a sus seres queridos.

Son individuos siempre apurados, impetuosos, impacientes, siempre ocupado, ya que lo necesitan, o bien tienden a estar sentados, especialmente después de una acceso de ira.

Desea estar solo, porque no tolera la conversación ni oír hablar. No acepta que lo miren o que lo toquen. Tienen deseos de escapar.

Es además celoso y triste.

Síntomas generales:

La principal manifestación de esta droga es la aparición o agravación de los síntomas en la mañana o por el frío. Mejora considerablemente por el calor de la cama o de las estufas, pero le es insoportable el calor de verano.

Es el medicamento más importante para los efectos agudos o crónicos de una intoxicación o de un excesivo consumo de drogas. Es el indicado para comenzar el tratamiento de pacientes que han recibido una gran cantidad de sustancias alopáticas.

Tiene una marcada aversión al aire libre, ya que lo agrava. Para dormir busca los sitios protegidos, donde estén cerradas las puertas y ventanas.

Nux vomica posee una importante acción espasmódica, la cual se manifiesta en los músculos lisos, como antiperistaltismo, y en los estriados, donde produce calambres, contradicciones, espasmos o corea. Pero su efecto principal a este nivel son las convulsiones de tipo tetaniformes, especialmente las del lado derecho, que aparecen por cualquier excitación o emoción o bien durante el puerperio.

Las convulsiones se caracterizan por la presencia de opistotomos, liberación, vómitos, rigidez generalizada espasmódica y trismos, con intervalos de pocos minutos en que los músculos se relajan.

Síntomas particulares:

El Estomago es uno de los puntos de acción de medicamento. El sujeto de Nux vomica como poco; pese a ello vomita frecuentemente, con lo que se alivia. Presenta grandes problemas de digestión de los alimentos, lo que se traduce en gastralgias, eructos y regurgitaciones.

Es importante la constipación de Nux vomica, que se caracteriza por deseos constantes, urgentes e incesantes de defecar.

Esta constipación es consecutiva a un abuso de laxantes y hábitos sedentarios; alternandose en ocasiones con diarrea. Las fecas son grandes, duras, escasas y estriadas de sangre. Pueden ser negras como alquitrán, acuosas, con partes duras y partes y partes blandas, mucosanguinolentas, verdosas, blanquecinas o de sangre pura.

Es también un medicamento de las parálisis especialmente de los miembros anteriores, con sacudidas. Se pueden afectar también los miembros posteriores. Hay temblores de los miembros, por lo que el caminar es vacilante.

Son sujetos muy soñolientos, que se duermen muy fácilmente después de comer, estando sentidos o cuando viajan. Pese a ello, presenta insomnio después de la median noche, mas a las 3 de la madrugada, sin poder dormirse hasta 2 o 3 horas después.

En resumen: El individuo Nux vomica es friolento y constipado. En el hay un marcado predominio del simpático; es irritable e impaciente y no tolera el dolor. Se irrita fácilmente, especialmente cuando lo contrarían. Al cesar su cólera, se torna triste y ansioso. Los perros de Nux vomica tienen tendencia a morder cuando se les trata de manipular o cuando se introducen en su territorio. Es un buen vigilante, que tanto puede ser un autoritario como un buen compañero.

Usted está aquí: Inicio Artículos (Lecturas) Nux Vomica