Capítulo II - X:

MEDICAMENTOS CLAVES DE ALGUNAS AFECCIONES EN MEDICINA VETERINARIA

     Introducción:

     La finalidad de este capítulo es entregar una serie de datos que permitan al médico veterinario que se inicia en la homeopatía comprobar las bondades de nuestra terapéutica. Me referiré exclusivamente a aquellos medicamentos cuya eficiencia he podido comprobar personalmente durante mi práctica clínica.

     Medicamentos claves de algunas afecciones:

     A nivel de enfermedades infecto-contagiosas, la homeopatía es una alternativa de primera elección, incluso en aquellos trastornos producidos por virus, donde la alopatía poco puede ayudar. Con respecto a la prevención de estos trastornos, mencionaré el OSCILOCOCCINUM 200. Este medicamento rico en A.D.N., fue probado por los médicos italianos Masciello y Felisi en Irán con la finalidad de prevenir la influenza. Los resultados fueron muy buenos, ya que sólo un 10.86% de la población tratada enfermó (en el grupo control, la incidencia fue de 36.75%); los enfermos del grupo tratado, se recuperaron muy rápidamente (alrededor de 24 horas) en comparación con los no tratados.

     En medicina veterinaria el OSCILOCOCCINUM 200 da buenos resultados en la prevención de los problemas respiratorios que sufren los conejos angora. En estos casos agrego al agua de bebida el medicamento durante cuatro días al comenzar la profilaxis, para luego suministrarlo durante un día, cada dos semanas durante la época de mayor riesgo. Este medicamento me fue útil para prevenir el distemper en una camada de 9 cachorros, luego que uno de ellos se infectó con dicha enfermedad; sin embargo, no tengo mayor experiencia al respecto.

     En el parvo virus la eficiencia de la homeopatía ha sido ampliamente comprobada. Los principales medicamentos de esta afección son el PHOSPHORUS y el ARSENICUM, pero he tratado casos con BAPTISIA, CROTON, MERCURIUS e incluso IPECA con buenos resultados. En estos casos se debe seleccionar el medicamento por 2 ó 3 síntomas claves según las técnicas homeopáticas clásicas. Sin embargo, lo menciono en vista al reducido número de medicamentos con que se cubren la mayoría de los casos.

     En los estados terminales, ya sean ellos por enfermedades infecciosas graves, por intoxicaciones o por trastornos funcionales, un medicamento importante es el CARBO VEGETABILIS en dilución C30 o superior, el cual está indicado en los pacientes moribundos, hipotérmicos y funcionalmente deprimidos. Igualmente importante es el VERATRUM ALBUM, también en dilución alta, que está más indicado que el anterior en los cuadros terminales consecutivos a trastornos digestivos serios, como el parvo virus y la panleucopenia. Por último mencionaré la CAMPHORA D3, medicamento ampliamente utilizado en las epidemias de cólera del siglo XIX con muy buenos resultados.

     He aplicado los tres medicamentos en un gran número de casos, obteniendo resultados en algunos pacientes sin ninguna esperanza, como gatos intoxicados, perras moribundas luego de cirugía por metritis, parvo virus, etc.; sin embargo, han sido tantos o más frecuentes los casos en que nada he logrado, debido principalmente a la ya absoluta falta de fuerza vital del enfermo. No debemos olvidar en estos cuadros la terapia de apoyo, en base al suero más indicado.

     A manera de eutanásico, administré en una ocasión PHOSPHORUS C10.000, en un caso de tumor hepático que causaba muchos sufrimientos al paciente. La muerte fue suave y piadosa, tanto para el perro como para sus dueños.

     Con respecto a la sexualidad y al aparato genital, debo mencionar la PLATINA C200-C1000 que tranquiliza a las hembras en estro, especialmente perras. Con este medicamento el Dr. Ferrol de Ginebra, logró calmar un grupo de elefantes en celo (1928). Se debe aplicar al comienzo del celo y repetir tomas cada 2 días, dependiendo de la respuesta.

     Para la satiriasis prescribo BUFO C30 u ORIGANUM C30, éste último con excelentes resultados. En el caso contrario, falta de libido en machos, especialmente conejos reproductores que han sido sometidos a un programa demasiado intensivo de montas, recomiendo LYCOPODIUM C1000. Es característica de estos pacientes la aversión al coito.

     Aproximadamente un 5% de hembras oforectomizadas sufren trastornos a consecuencia de ello, que se traducen esencialmente en cuadros de eczemas. En estas pacientes puede ser de gran utilidad OOPHORINUM en dilución baja (D3-D6). Este medicamento no es exactamente homeopático, siendo clasificado entre los organoterápicos, que conservan de la homeopatía la forma de preparación de los fármacos. El efecto logrado con ellos depende básicamente de la dilución utilizada; las bajas estimulan o reemplazan la función del órgano, las medias las regulan y las altas diluciones la frenan.

     En las metritis hay 3 medicamentos que dan buenos resultados en la mayoría de los casos, en especial los agudos: SEPIA, HYDRASTIS y HELONIAS, algunos autores recomiendan indicarlos en conjunto; yo los he utilizado tanto en mezcla como en alternancia, siempre en dilución D6. Los resultados obtenidos por lo general son buenos, pero no recomiendo prescribirlos en las piometras, donde se debe recurrir a otros medicamentos o bien a la cirugía.

     Como existe la posibilidad de que se presenten problemas en el parto, indico una semana antes de la fecha probable, PULSATILLA, CAULOPHYLLUM y CIMICIFUGA en dilución D3, ya sean mezclados o en forma alternada, aumentando la frecuencia de administración a medida que se acerca el parto. Con ello logré una parición sin problemas en una hembra canina que había sufrido fractura de cadera; los utilizo además, en forma rutinaria, en los criaderos de conejos angora.

     Si se produce una disminución de la producción de leche o incluso una falta total de ella, SABAL D2 y URTICA D6 serían los medicamentos de elección según mis propias observaciones. Otros colegas incluyen en este grupo la LACTUCA VIROSA, con la cual no tengo experiencia. Muchas veces es adecuado en estas pacientes agregar una dosis de CALCÁREA CARBÓNICA C200 o C1000.

     DRYMIS D2 es un excelente medicamento de las hemorragias uterinas, ya sean ellas consecutivas a abortos o a partos laboriosos. La correcta forma de utilización es diluyendo 25 gotas en media taza de agua y dando a beber una cucharada de las de té cada 15 minutos hasta lograr el efecto. Se debe agitar antes de cada administración.

     En los abortos y sus secuelas PYROGENIUM C1000 es de gran eficiencia, tanto en los cuadros iniciales como en las septicemias francas, sin ninguna necesidad de los antibióticos.

     Mis primeras constataciones de la eficiencia de la homeopatía, las tuve tratando úlceras oculares en perros pekineses. En estos cuadros debemos tener el cuidado de elegir entre 2 medicamentos: KALIUM BICHROMICUM y MERCURIUS CORROSIVUS. La selección no es difícil ya que la diferencia entre ellos es clara; Kalium bichr., cura las úlceras de bordes redondos, como hechas con un sacabocados; en cambio Mercurius corr., actúa en aquéllas de bordes estrellados, la dilución de preferencia es la D12, debiéndose repetir las tomas unas 3 veces al día, disminuyendo a medida que se obtienen resultados.

     Quizás uno de los medicamentos más importantes del ojo y sus anexos es la EUPHRASIA. Su sintomatología cubre la mayoría de los síntomas agudos localizados en este órgano; en especial los de la conjuntivitis, ya sea ella serosa o purulenta. La dilución más utilizada es la D6.

     Con respecto a las cataratas, 4 son los medicamentos que más he utilizado. NAPHTHALINUM, CAUSTICUM, NATRIUM MURIATICUM Y CALCÁREA PHOSPHÓRICA. La catarata de Naphthalinum se caracteriza por desarrollarse de la periferia al centro en forma de rayos de rueda de bicicleta; su uso está muy difundido. Sin embargo, su efectividad no es superior a los otros medicamentos. Parece ser más efectivo en las cataratas de origen traumático y en diluciones bajas.

     Causticum está indicado en pacientes que cursan con trastornos nerviosos asociados a cataratas de forma estrellada, color grisáceo y que se desarrollan del centro a la periferia. Se debe prescribir en dilución C30.

     El medicamento que me ha dado mayor resultado en el tratamiento de las cataratas es Natrium muriaticum. El respecto de su catarata es típico: comienza por la periferia tomando forma radiolar con estrías bastante nítidas, pero irregulares. El proceso es lento, por lo que el paciente demora en perder por completo su capacidad visual. El medicamento actúa mejor en las cataratas incipientes, debiéndose prescribir en diluciones medias o altas.

     Por último, la Calcárea phosphórica es un medicamento de uso no muy frecuente en este trastorno, pero de indicación muy clara: cataratas que se desarrollan del centro a la periferia, dando el típico aspecto de nube en el medio del cristalino. La he indicado pocas veces y siempre en perros pekineses, con resultados satisfactorios.

     En los traumatismos del ojo, indico LEDUM en dilución D12. Con él obtuve un resultado espectacular en un caso de iritis traumática en un gato.

     A nivel del sistema nervioso los medicamentos homeopáticos prestan un excelente servicio. Me referiré en primer lugar a la corea o tic, una de las abuelas del distemper que como la parálisis no tiene tratamiento alopático alguno. En ella son 3 los medicamentos que mas se utilizan: AGARICUS,CUPRUM y ZIZIA ÁUREA. La principal diferencia entre ellos se refiere a la presencia o ausencia de las contracciones durante el sueño. Las mioclonias de Agaricus cesan completamente durante el sueño, en cambio las de Zizia persisten durante él, al igual que las de Cuprum. Este último medicamento se indica principalmente en los pacientes que además presentan epilepsia. Otros medicamentos de las mioclonias son MYGALE, ZINCUM y CICUTA, pero no tengo experiencia en su uso.

     En las parálisis consecutivas al distemper, el medicamento de más frecuente indicación es GELSEMIUM en dilución C30; sin embargo, hay otros medicamentos mucho menos usados, pero muy adecuados a algunos casos. Mencionaré aquí el LATHYRUS C30 o C200, el cual fue utilizado con mucho éxito durante una epidemia de poliomielitis en Buenos Aires y que puede ser indicado incluso como profiláctico.

     En el estado de coma, si bien no es mucho lo que podemos hacer, he recurrido en un par de ocasiones a OPIUM D6 con buena respuesta. Este medicamento es útil también en los estados depresivos como consecuencia de un abuso de tranquilizantes o anestésicos, en el caso especifico del Tiopental sódico, da mejores resultados el isopático, vale decir PENTOTALUM en dilución D6, que fue preparado especialmente para estos problemas.

     El medicamento homeopático de más amplio espectro si se puede decir así, en las intoxicaciones es NUX VOMICA. Está bien indicado después de cualquier abuso de fármacos alopáticos, especialmente si se desea aclarar los síntomas enmascarados por ellos en un paciente.

     La Nux vomica fue probada Vis a Vis contra la estricnina en coballos por Heyne y Varas, observándose una eficiencia de 100%. En caninos intoxicados con este alcaloide, el éxito es relativamente bueno, debiéndose utilizar en dilución D6 repetidas veces según la respuesta. Es de gran importancia en estos casos mantener al paciente en un estado de tranquilidad absoluta, sin el menor estimulo.

     Una intoxicación de mal pronóstico es la producida por el Sulfato de Talio Zelio, raticida que frecuentemente produce problemas en felinos y mucho menos en caninos. He tratado varios casos de esta intoxicación, especialmente cuando ya se observaron los síntomas cutáneos, utilizando el medicamento homeopático THALLIUM ACETICUM en dilución ascendente, partiendo de la D12. En algunas ocasiones es necesario asociar a éste FUMARIA D3, que estimula y protege los órganos emuntorios por los cuales se elimina el veneno.

     En las gingivitis, cualquiera sea su origen, el medicamento que nunca me ha defraudado es MERCURIUS D12; el cual es igualmente eficiente en la etapa supurada de las inflamaciones ganglionares. Si la gingivitis se asocia a una carie dental, el medicamento específico es HEKLA LAVA D12, que es el veneno de elección en todo tipo de caries óseas. Para terminar este capítulo, entregaré una serie de datos sin conexión entre sí.

     Para la sarna demodésica puede ser muy útil SULFUR en las diluciones C200, C1000 y C10000, una cada día. Con él he logrado primero reducir el prurito en forma rápida y luego una curación definitiva, especialmente en animales nuevos.

     Algunos animales sufren molestias durante los viajes, ya sea en auto, barco o avión, que se traducen en mareos y vómitos. En estos casos, se puede recetar como preventivo o curativo COCCULUS D6, sólo o acompañado de PETROLEUM o TABACUM.

     El parasitismo gastrointestinal es muy frecuente en los animales jóvenes, sobre todo en los perros, trayendo consigo una serie de trastornos que van desde los vómitos y la flatulencia hasta el raquitismo, las convulsiones epileptiformes o los cambios conductuales. Toda esta sintomatología es cubierta por el medicamento CINA; el cual receto en dilución D6 como tratamiento de rutina. Si los trastornos son más profundos, como cambio de carácter o convulsiones, se deben preferir las diluciones medias y altas.

     En la papilomatosis de los animales domésticos se puede utilizar la THUJA D6. Sobre esta sustancia se han realizado numerosos estudios en Francia, entre ellos una tesis de doctorado en Alfort (Tegret, 1953); todos con buenos resultados. Personalmente lo he probado en caninos y equinos, en papilomas planos y pedunculados, cualquiera sea su ubicación.

     Para el tratamiento post-quirúrgico hay 3 medicamentos que deben ser tenidos en consideración: ÁRNICA D6 si la cirugía fue muy traumática; ECHINACEA D3 si existe el peligro de infección, STAPHISAGRIA D6 en todos los casos, para lograr una mejor cicatrización de la herida quirúrgica.

     Si se desea drenar un absceso, antes de practicar cirugía y si se quiere evitar ésta, es muy recomendable probar MYRISTICA D3 o D6 acompañada de CYRTOPODIUM en tintura madre externamente.

     Un estimulante inespecífico del apetito es CHININUM ARSENICOSUM D6; el cual da buenos resultados en cachorros, siempre y cuando el paciente no presente otros trastornos y la falta de apetito no tenga una causa definida.

     La pancreatitis es una afección poco frecuente en medicina veterinaria, sin embargo, me ha tocado tratar algunos casos, para lo que he recurrido a HARONGA D3. Estos cuadros se caracterizan por una serie de trastornos digestivos, especialmente después de ingerir grasas, con flatulencia, dolor abdominal y esteatorrea.

     La tortícolis del conejo es un gran problema actualmente, debido al gran aumento de la población de conejos angora que se han producido en los últimos años en el país. Si la tortícolis está en sus comienzos, yo utilizo HYPERICUM o RUTA D6, que por lo general evita que el problema progrese. Si no se obtiene resultados con estos medicamentos aplico LACHNANTHES D30, el cual también puede ser usado inicialmente o CUPRUM C30. Si la tortícolis es hacia el lado izquierdo, LYCOPODIUM sería el medicamento de elección.

copyright1990base

Usted está aquí: Inicio Manual de Med. Vet. Homeopática (1990) Segunda Parte: Práctica Capítulo X: Medicamentos Claves de Algunas Afecciones