Capítulo II - VIII:

MEDICAMENTOS DEL SISTEMA URINARIO

     Cantharis:

     Su acción se centra principalmente en la vejiga, donde produce una inflamación violenta de la mucosa.

     Todos los síntomas clásicos de la cistitis; están presentes en Cantharis, siendo los más importantes los dolores en la vejiga que se acompañan en deseos constantes de orinar. El dolor de la vejiga puede localizarse antes, durante y después de la micción,

     La orina está muy alterada y se elimina gota a gota, puede haber hematuria y por lo general es de color oscuro.

     También se puede detectar dolor en la zona renal, excitación sexual y tenesmos rectales.

     Se le indica principalmente en la cistitis aguda, violenta, en la albuminuria, en la disuria, anuria, hematuria y litiasis renal.

     Berberis:

     Berberis, actúa principalmente sobre el riñón detectándose un intenso dolor a la palpación, sobre todo en el riñón izquierdo, hay un deseo de orinar frecuentemente con gran dolor durante la micción.

     Acompañan a estos síntomas otros que demuestran fallas en la función renal, como orina turbia de color rojo ladrillo y contenido mucus gelatinoso.

     Berberis también presenta interesantes síntomas hepáticos, los que se deben tener en cuenta en la prescripción del medicamento. Es importante también en berberis la característica de irradiación de los dolores lo que es difícil de diagnosticar en nuestra profesión.

     Se le indica clínicamente en los cólicos renales, disuria, hidronefrosis y nefritis.

     Terebinthina:

     La Terebinthina produce una inflamación congestiva del riñón con hiperemia, hematuria pasiva de color oscuro y albuminuria. Es un síntoma clave en Terebinthina la orina muy oscura incluso negra (como borra de café) poco abundante y de olor a violetas, la micción es frecuente y dolorosa; hay dolor en la zona renal lumbar y puede haber retención de orina acompañada de gran meteorismo y lengua roja lustrosa (Terebinthina es un importante medicamento de las hemorragias, sobre todo el sistema urinario, digestivo y de la piel).

     Las indicaciones clínicas son: La albuminuria con hematuria, nefritis aguda, cistitis, la hidronefrosis, la retención de orina y la pielonefritis.

     Equisetum:

     Provoca trastornos urinarios que cursan con dolores en la región renal sobre todo la derecha (Berberis en la izquierda), deseos ineficaces de orinar e incontinencia urinaria. La vejiga está muy sensible al tacto, más marcado al lado derecho y sobre todo después del mediodía. El dolor que se produce a la palpación es tan intenso que se hace difícil de soportar.

     Hay emisiones frecuentes de abundante orina con dolor sobre todo después de la micción, incontinencia urinaria, disuria, especialmente en individuos jóvenes o ancianos. La orina es generalmente acuosa y contiene mucus. Clínicamente se indica en la cistitis, en los cólicos renales y en la incontinencia de orina.

     Pareira brava:

     Causa una inflamación violenta de la vejiga y de la uretra. Hay deseos de orinar cada cuarto de hora. El enfermo tiene que realizar grandes esfuerzos para orinar, debe agacharse y sólo logra eliminar unas pocas gotas oscuras, sanguinolentas y conteniendo mucus y arenilla roja.

     Puede haber inflamación de la uretra con gran dolor durante la micción y con secreción muco purulenta; también es útil en la hipertrofia prostática, con cistitis a repetición y olor amoniacal de la orina.

     La mucosa de la vejiga presenta una inmaduración cartilaginosa.

     Indicaciones clínicas: se le Indica en blenorragia, cólicos nefríticos (principalmente izquierdo), cistitis por cálculos, litiasis renal e hipertrofia de la próstata.

     Sabal:

     Es el medicamento de los trastornos prostáticos y sus consecuencias. Produce principalmente congestión de dicho órgano e irritación de la uretra prostática. Puede haber una hipertrofia de la próstata que se acompaña de erecciones dolorosas y micciones frecuentes por las noches, con dificultad o bien involuntarias. La orina es en algunas ocasiones sanguinolenta.

     Se le indica en todo tipo de problema de la próstata, en especial en los ya mencionados.

     Zarzaparrilla:

     Produce irritación de las mucosas urinarias, que se caracteriza por la presencia de un dolor insoportable al final de la micción, que lleva al enfermo a gritar. Hay dolor intenso en los riñones principalmente en el derecho, la orina es escasa con sedimentos de arena blanca y puede estar presente la hematuria.

     Indicaciones clínicas: Cólicos nefríticos, cistitis calculosa, disuria y litiasis renal.

     Chimaphila:

     Produce inflamación catarral de la vejiga y de la próstata; hay un constante deseo de orinar, pero sólo se logra después de un gran esfuerzo.

     Hay dolor entre las micciones y durante ellas, localizándose éste en la uretra. La orina contiene una gran cantidad de mucus espeso y filamentoso y frecuentemente sangre.

     La presencia de mucus en la orina y la hipertrofia de la próstata son las grandes características del medicamento.

     Se le indica a la disuria, prostatitis, litiasis vesical y en la inflamación catarral de la vejiga.

     Clematis:

     Se caracteriza por una disuria en la cual el chorro de orina sale lentamente, en forma intermitente y es delgado. Entre las micciones hay deseos frecuentes y durante la micción dolor.

     Indicado en el estrechamiento de la uretra por diversas etiologías.

copyright1990base

Usted está aquí: Inicio Manual de Med. Vet. Homeopática (1990) Segunda Parte: Práctica Capítulo VIII: Medicamentos del Sistema Urinario