Capítulo II - III:

MEDICAMENTOS HOMEOPÁTICOSDE ACCIÓN CUTÁNEA

     Medicamentos policrestos de importante acción cutánea:

     Sulfur o Sulphur:

     Es sin lugar a dudas, el principal medicamento de la piel y de sus trastornos. Entre sus síntomas podemos encontrar todo tipo de erupciones, desde el simple eritema hasta la supuración, las que generalmente, se acompañan de un intenso prurito, que se agrava por rascarse, calor local y coloración roja de la piel. Tan intensa es la acción de Sulfur a nivel cutáneo que, a decir de Nash, pareciera empujar todo lo que halla en el organismo hacia la piel, como si ella reclamara lo que le pertenece, constituyéndose por ello, en un importante medicamento de los casos de supresión de síntomas cutáneos y sus consecuencias. El individuo de Sulfur es, por lo general, sucio y descuidado con su aspecto, con una muy marcada aversión al baño; esto último, debido a que sus síntomas cutáneos se agravan por el agua.

     El Sulfur se agrava por el calor en todas sus formas, de noche y periódicamente, especialmente a las 11 de la mañana; además de las ya mencionadas agravaciones por el rasquido y el agua, muy importantes a nivel cutáneo. Mejora al aire libre y por el tiempo seco no caluroso. Sulfur está relacionado en piel con Calcárea carb. Lycopodium, Mercurius y Sepia; siendo poco menos la relación con Apis, Arsenicum, Pulsatilla, Rhus tox. y Silícea.

     Este medicamento es de uso casi rutinario en el tratamiento inicial de los problemas cutáneos. Su indicación en este tipo de trastornos está dada, básicamente, por sus modalidades, ya que su sintomatología a este nivel, es de gran amplitud.

     Graphites:

     El síntoma clave de Graphites a nivel de la piel, es la presencia de erupciones que se cubren en un líquido espeso parecido a la miel, ubicándose éstas en cualquier parte del cuerpo, pero en especial detrás de las orejas, en la cara, cabeza, párpados o genitales.Graphites es el principal medicamento de las afecciones eczematosas de los párpados, siendo seguido en importancia por Staphisagria; también es muy útil en el tratamiento de grietas o fisuras ubicadas en los dedos, entre los dedos, en los pezones o en las comisuras.Es importante en Graphites, junto al tipo de erupción, la tendencia a la obesidad; cuando ambos síntomas están presentes no se debe dudar en su uso.Graphites se agrava por el frío ambiental y el calor local y mejora al aire libre. Se relaciona en piel con Rhus tox. y Sepia principalmente, además de Calcárea carb., Lycopodium y Sulfur.

     Arsenicum:

     La piel de Arsenicum está seca e indurada, cubierta de finas escamas como polvo blanco. El prurito es intenso, obligando al enfermo a rascarse hasta sangrar siendo lo más característico, que mejora por el calor a pesar que la piel está ardiendo.Se debe tener muy en cuenta en Arsenicum la periodicidad de sus síntomas: día por medio, cada 7 o cada 15 días, todos los años en la misma fecha, etcétera; dependiendo esto, del tipo de patología presente. Es también muy indicativo el olor cadavérico que acompaña a todos los trastornos del medicamento. Los enfermos de Arsenicum se agravan de noche, especialmente a la 1 de la madrugada, por el frío y en forma periódica, mejorando por el calor y las aplicaciones calientes. A nivel de piel se relaciona con Lachesis y Silícea en primer lugar y además con Lycopodium, Mercurius, Pulsatilla, Rhus tox. y Sulfur.

Tienen una menor importancia:

     Natrium muriaticum:

     Erupciones costrosas, húmedas y pruriginosas que secretan un líquido acuoso; o bien eczemas secos y costrosos con la piel roja e inflamada. Su principal modalidad a este nivel, es la agravación a orillas del mar. En los síntomas cutáneos se relaciona con Rhus tox, Sepia y Sulfur.

   Lycopodium:

     Piel amarillenta, arrugada y seca, junto a una urticaria crónica. Erupciones húmedas con profundas grietas, pudiendo llegar a ser purulentas.Lycopodium es un importante medicamento de fondo en el tratamiento de los trastornos cutáneos crónicos, estando indicado principalmente por sus síntomas generales. Se relaciona en piel Calc. carb., Silícea y Sulfur.

     Pulsatilla:

     Al igual que el anterior, su indicación está dada por la sintomatología general y el carácter del individuo, siendo de mucha utilidad en problemas cutáneos cuando es así seleccionado.Es importante en Pulsatilla la coexistencia de problemas cutáneos y trastornos reproductivos. La principal modalidad del medicamento es la mejoría al aire libre y frío y por las aplicaciones frías.Pulsatilla está relacionada a nivel cutáneo con Silícea y Sulfur.

     Silícea:

     La piel de Silícea está ardiente y sensible, especialmente después de rascarse. Toda herida supura, cura con dificultad o se ulcera.Las erupciones son húmedas, con secreciones de color amarillo o blanco. Pueden encontrarse excrecencias con forma de coliflor.Las úlceras, son azulosas, costrosas y profundas; secretan un líquido fétido y escoriante y supuran con facilidad. Sus bordes son altos e indurados.Silícea es el crónico de Pulsatilla y está relacionado en piel con Hepar sulf., Lycopodium, Mercurius y Sulfur. Con respecto a este último no debemos olvidar que cuando la curación de Silícea se detiene, una o dos dosis de Sulfur, la reactivan.

     Semi policrestos de acción cutánea:

     Petroleum:

     Las erupciones de Petroleum son muy semejantes a las de Graphites y a las de otros medicamentos homeopáticos, y es por ello que su indicación está dada por su principal modalidad. Las erupciones se agravan en invierno (Psorinum y Alumina) en forma más marcada que en cualquier otro remedio.La piel se agrieta y sangra o bien está seca, rugosa y con aspecto sucio; pero todo ello solamente en invierno, aliviando completamente en el verano.Petroleum tiene una importante semejanza a Hepar sulf., y Silícea: la más leve erosión de la piel supura.La ubicación de las lesiones es en diferentes partes del cuerpo, siendo más marcada en la cabeza, detrás de las orejas, en el escroto, en los órganos genitales femeninos, en las piernas y en los pies,La más importante modalidad es la ya mencionada agravación en invierno, además, por el frío y la humedad y mejoría en verano y por el tiempo seco.Está relacionado en piel con Sepia, Silícea y Sulfur y en menor grado con Calcárea carb., Graphites; Hepar sulf., Lycopodium y Rhus tox.

     Antimonium crudum:

     Antimonium crudum es el medicamento de la hiperqueratosis de la piel y las faneras.

     La piel del medicamento está dura, engrosada y muy agrietada, esto último muy característico y afecta sobre todo a las comisuras. En las zonas afectadas hay erupciones vesiculosas supuradas, cubiertas de costras amarillas y secreción de igual color.

     Se pueden encontrar induraciones corneas entre las uñas y especialmente en la planta de los pies, las cuales están muy sensibles y adoloridas. Para muchos Antimonium crudum es el principal remedio para las callosidades.Las uñas están deformadas y engrosadas, con dolores que se agravan por el agua fría o el calor local.

     Antimonium crudum se relaciona con Pulsatilla y Sulfur, además de Graphites y Arsenicum.

     Staphisagria:

     Su acción a nivel cutáneo se caracteriza por un eczema con costras espesas y secreción irritante, al contacto de la cual se forman nuevas vesículas.

     Afecta principalmente a las zonas pilosas, la cara, las manos y los bordes de los párpados.

     El prurito de Staphisagria es violento y se calma al rascarse; pero reaparece inmediatamente en otro lugar del cuerpo.

     Es útil en caso de verrugas pedunculares, tanto secas como húmedas.

     Staphisagria se agrava por la cólera y los excesos sexuales y mejora por el calor y el reposo. Se relaciona con Lycopodium, Rhus tox., y Silícea.

     Alumina:

     Alumina es el medicamento de la sequedad, lo que no es una excepción en piel. En ella, hay una sequedad intensa, nunca hay transpiración, con engrosamiento a nivel de los miembros y grietas, sobre todo por el frío.

     El prurito es intolerable, agravándose de noche y por el calor, llevando al enfermo a rascarse hasta sangrar.

     No se debe olvidar la importancia de Alumina en los casos de constipación, si se encuentra este trastorno asociado a erupciones secas se debe pensar inmediatamente en Alumina.

     Rhus toxicodendron:

     Rhus tox., se caracteriza por sus erupciones vesiculares muy pruriginosas, las cuales están rodeadas de una zona de eritema. Muchas veces se pueden observar junto a las erupciones, edema del tejido celular subcutáneo.

     El prurito de este medicamento no mejora al rascarse, estando indicado en casos agudos o crónicos de urticaria.

     La agravación de los síntomas cutáneos de Rhus tox., se produce por la exposición al aire frío y por rascarse y mejoran por el calor, ya sea, en forma de baños calientes o en aplicaciones locales de calor.

     Cantharis:

     Es también un medicamento de las erupciones vesiculares, el cual, debe ser diferenciado muchas veces de Apis. En Cantharis hay una gran extensión de las ampollas, a diferencia de Apis, donde predominan los edemas.

     Cantharis es un importante medicamento de las quemaduras, incluso para sus complicaciones crónicas y secuelas. En los casos agudos, puede ser utilizado hasta en forma local.

     Es muy característico en este medicamento el intenso dolor y el prurito que se desencadena al tocar las lesiones de la piel, junto a la tendencia gangrenosa que estas vesículas poseen.

     Cantharis se relaciona en piel con Sulfur.

     Mezereum:

     En Mezereum también hay vesículas, pero estas vesículas evolucionan rápidamente a la úlcera, a la formación de pus o a la aparición de costras de color blanco.

     Por lo general se pueden encontrar vesículas y costras blancas, bajo las cuales se acumula pus amarillento o blanquecino. Las erupciones se ubican especialmente en las zonas donde abunda el pelo, el cual se encuentra aglutinado por una secreción irritante y de olor muy fétido.

     El enfermo de Mezereum se ve obligado a rascarse hasta sangrar, debido al intenso prurito que puede acompañarse o no de erupciones. Este prurito es intolerable se agrava de noche y cambia constantemente de lugar.

     Las úlceras también presentan secreción purulenta y formación de costras blanco amarillenta características, rodeándose, por lo general, de vesículas muy pruriginosas.

   Todos los trastornos cutáneos de Mezereum pueden presentarse después de una vacunación.

     Mezereum agrava de noche, por el calor, al ser tocado o tocarse y al lavarse, mejorando al aire libre.

     Está relacionado con Lycopodium y Pulsatilla, siendo complementario de Sulfur.

     Pequeños medicamentos de acción cutánea:

     Dolichos:

     Prurito intenso y generalizado, por lo general sin erupción, junto a un cuadro de disfunción hepática caracterizado por constipación, meteorismo, aumento de volumen del hígado y estado subictérico de la piel.

     Astacus:

     Es otro medicamento del prurito relacionado con trastornos hepáticos. El prurito es intenso y generalizado, acompañándose, en algunos casos, de fiebre y escalofríos. El hígado está muy sensible y doloroso y puede haber ictericia. Astacus se debe tener en cuenta en las alergias alimentarias.

     Urtica urens:

     Urticaria generalizada que se acompaña de intenso prurito y ardor, agravándose por lavarse o bañarse. Muy útil en casos de edemas de los miembros acompañado de prurito. Está especialmente indicado en las urticarias o trastornos por la ingestión de mariscos.

     Oophorinum:

     Se le utiliza en bajas diluciones para el tratamiento de los trastornos cutáneos consecutivos a la extirpación de los ovarios o a la hipofuncionalidad de ellos (menopausia). Entre los síntomas cutáneos podemos mencionar la alopecia, el prurito, la pigmentación senil y los eczemas.

     Folliculinum:

     Útil en seborreas o eczemas dependientes de los niveles de estrógeno; especialmente en erupciones secas de la piel y alopecia de la zona genital.

     Antipyrinum:

     Prurito muy marcado, que acompaña a todos los síntomas cutáneos, preferentemente entre los dedos. Urticaria que aparece y desaparece en forma brusca. Eritemas y edemas localizados.

     Chloralum:

     Prurito violento y generalizado que se agrava de noche y no deja dormir, obligando al enfermo a rascarse hasta sangrar. Puede haber descamación en placas, eritemas y edemas.

     Fumaria y Saponaria:

   Ambos de uso principalmente en fitoterapia, se les indica en homeopatía como drenadores en las afecciones de la piel. En realidad su acción comprobada no está muy relacionada con la esfera cutánea, sino más bien con los órganos de depuración: Hígado y riñón, por lo que antiguamente se les denominaba "depuradores de la sangre".

     Nosodes (bioterápicos) de acción cutánea:

     Psorinum:

     La piel del enfermo de Psorinum es de aspecto sucio, como si nunca hubiera sido lavada, aceitosa o grasosa y de aspecto enfermizo. Todo el cuerpo despide un olor extremadamente desagradable, semejante a carroña; el cual persiste a pesar del baño. Las erupciones son de diversos tipos: pápulas, vesículas, furúnculos urticariantes y costrosos, con escurrimiento de olor fétido característico.Es muy importante en Psorinum el hecho de que las erupciones aparecen exclusivamente en invierno, para desaparecer en verano, alternándose, por lo general, con trastornos respiratorios de tipo asmático.El prurito es extremadamente intenso y no mejora por rascarse; agravándose por el calor y de noche, impidiendo dormir, y además con el baño. Hay una tendencia a la supuración de las lesiones cutáneas.

     Tuberculinum:

     Tiene un eczema que afecta a todo el cuerpo, con fuerte prurito que se agrava por las noches, por el calor, después del baño y principalmente por el agua fría.El eczema puede ser seco o con escurrimiento, presentando la piel un color rojo vivo y gran sensibilidad dolorosa.Para la prescripción de Tuberculinum se debe tener muy en cuenta la sintomatología general y los antecedentes nosológicos del paciente.

     Mallandrinum:

     Se le indica en los casos de eczema seco crónico altamente pruriginoso, en el cual la piel está resquebrajada y con costras. Puede haber una tendencia a la supuración crónica de la piel y dificultad para la curación de las heridas.

     Nuevos remedios de acción cutánea:

     Histaminum:

     Histaminum es un medicamento que está indicado en todas las manifestaciones de los estados alérgicos, ya sean ellos cutáneos o mucosos. Se le indica principalmente en sujetos Psórico-Tuberculínicos de carácter irritable, susceptibles e impacientes, unido todo ello a una gran necesidad de caminar largas distancias.

     Los síntomas cutáneos son, principalmente, la caída del cabello, el cual está muy seco; la piel está roja y caliente, semejando una quemadura de primer grado; este síntoma afecta principalmente al rostro y, en algunos casos, a un solo lado.

     Se pueden encontrar puntos circunscritos en que la piel está caliente y presenta hiperestesia; también pápulas rojas, pruriginosas, del tamaño de un pequeño garbanzo, sobre todo el cuerpo.

     Histaminum se agrava por el calor y por el movimiento, mejorando por el frío y al rascarse. La lateralidad es izquierda, pero no exclusiva.

     Su acción es comparable con la de Arsenicum y con la de Apis. Se le indica clínicamente en todo tipo de eczema alérgico y en las urticarias, entre otros.

     Paraphenylenediamine (PPND):

     Corresponde a una sustancia química derivada de la anilina y del amino benceno, se le utiliza comúnmente en tintorería, lavandería y fotografía como revelador (Metol); está emparentado con la Novocaína. De este producto no existe una patogenesia hahnemanniana.

     El PPND es un producto eminentemente alergizante, actuando a todo nivel y sobre todo en la piel, donde produce dermatitis agudas que pueden hacerse crónicas. En la piel el prurito es muy marcado, con formación de placas edematosas cubiertas de vesículas. El prurito se agrava de noche y mejora por la aplicación de agua muy caliente.

     Puede haber formación de flictemas, los cuales al secarse forman costras, persistiendo el ardor y el prurito.

     Se le debe diferenciar de Arsenicum album y de Rhus tox. Se le indica en todo tipo de prurito, urticaria y eczema.

     Clorpromazina:

     La clorpromazina en preparación homeopática es útil en el tratamiento de las fotodermatitis por sensibilidad a la luz solar, con formación de eritema y edema en la piel más expuesta.

     La coloración de la piel es violácea en las zonas más afectadas, especialmente la nariz.

     Otra interesante indicación del medicamento, es en las dermatitis pigmentadas, muchas veces progresivas, en las urticarias pigmentadas y en las melanosis. También se le utiliza para el tratamiento de las erupciones vesiculares y en los eczemas en general.

     Se le relaciona con Tuberculinum y Cicuta virosa.

     El médico veterinario Pradal de TOULOUSE reporta el caso de un canino hembra de 11 años que presentaba melanosis bilateral de la córnea, junto a una invasión parcial de la esclerótica del ojo izquierdo y casi total derecho.

     Un tratamiento con Clorpromazina C7, C9 y C15 permitió obtener resultado a los 3 meses, siendo la mejoría total a los 6 meses; el mismo médico relata dos casos más con iguales resultados.

     Sulfanilamida:

     Es otro medicamento indicado en las fotodermatitis en especial en casos de erupciones vesiculares luego de una exposición al sol.

     Se ha observado que luego de un uso continuo de esta sustancia se producen eritemas pigmentarios en placas redondas; por lo que estaría indicado en la acatosis nigricans.

     Las erupciones que lo caracterizan, fuera de las ya mencionadas, son del tipo pápula-pústula, muy pruriginosas, que mejoran por la aplicación local del calor húmedo.

     Su acción es semejante a la de Cicuta y Arsenicum.

     Phenobarbital:

     Homeopáticamente el Phenobarbital se caracteriza por la presencia de calor en las partes finas de la piel y por prurito intenso que se agrava por las temperaturas extremas y mejora por rascarse drásticamente.

     Hay eritemas de localización variable y más o menos intenso, urticaria en placas y vesículas pruriginosas de color opalescente.

     Se le debe diferenciar de Urtica urens, Rhus tox., y Sulfur.

copyright1990base

Usted está aquí: Inicio Manual de Med. Vet. Homeopática (1990) Segunda Parte: Práctica Capítulo III: Medicamentos Homeopáticos de Acción Cutánea