Bryonia alba

Cucurbitaceas; Bryonia dioica, Vitis alba. Brionia. Nabo del diablo. Vid blanca.

HABITA: Europa, Oriente, Norte de Africa, en los setos.

Inflamaciones agudas que se traducen por resequedad excesiva de las mucosas y por dolores agudos y punzantes mejorados por la presión y el reposo, agravación por el menor movimiento.

AGRAVACION: Por el movimiento, el calor y el tiempo caliente, a las 9 de la noche y sobre todo por la mañana a las tres, después de la supresión de un escurrimiento habitual.

MEJORIA: Por el reposo, la presión, estando acostado sobre el lado doloroso, por las bebidas o las aplicaciones frías.

LATERALIDAD: Derecha.

Irritabilidad. Toda pregunta le pone irritado, hablar es un gran esfuerzo para el enfermo, ama la soledad y detesta recibir visitas. La menor vejación, la más pequeña contradicción lo monta en cólera.

Cara enrojecida y cabeza caliente y adolorida. Escalofríos después de un disgusto. Ansiedad por el porvenir, siempre preocupado y agitado, deseo de cosas pero no sabe cuales.

VERTIGO POR LA MAÑANA AL LEVANTARSE, cuando se levanta de su asiento tiene la sensación como si la cabeza diera la vuelta en círculo.

Delirio con idea fija de que está lejos de su morada, quiere salir de su cama y desea regresar a su casa, delirio que se agrava como a las tres de la mañana.

DOLORES AGUDOS PUNZANTES, se agravan del lado derecho, siempre empeoran POR EL MENOR MOVIMIENTO y por la noche a eso de las tres de la mañana y por el calor, siempre mejora POR EL REPOSO Y LA PRESION FUERTE (el enfermo siempre se acuesta sobre el lado doloroso), por las bebidas y las aplicaciones frías.

CEFALALGIA CONGESTIVA desde por la mañana, OCCIPITAL, con sensación como si el cerebro fuera a estallar.

EXASPERADO POR EL MENOR MOVIMIENTO (movimiento de los globos oculares, de la respiración, al toser, estornudar, agacharse, o ir a defecar) y después de haber comido, anhela descansar perfectamente tranquilo en la obscuridad.

RESEQUEDAD INTENSA DE TODAS LAS MUCOSAS. Boca seca, labio seco y apergaminados; lengua seca, pegada al paladar y cubierta de una capa espesa y blanquisca. Movimiento lateral continuo de la mandíbula inferior en los estados febriles.

Sed ardiente, SED POR GRANDES CANTIDADES DE AGUA FRIA A LARGOS INTERVALOS.

Náuseas por la mañana al despertar que se agravan al menor movimiento y después de las comidas.Sabor amargo.

Siempre agravación después de haber comido. Sensación como si tuviera una piedra pesada en el estómago; está de mal humor, irritable y gruñón.

Distensión abdominal con tensión y presión en la región umbilical. El enfermo busca la manera de inmovilizar su vientre, agrava sus dolores. Dolor en el hipocondrio derecho al toser.

Costipación tenaz, heces muy duras, secas, negras, como quemadas, siempre gruesas. Diarrea por la mañana, al primer movimiento. Defecaciones biliosas, obscuras, algunas veces sanguinolentas, siempre ofensivas y ardorosas, de olor a queso viejo, algunas veces involuntarias, sobrevienen en verano después de haber tomado bebidas frías o haber comido frutas crudas.

Epistaxis que se presenta por la mañana después que el enfermo se ha levantado y persiste un cuarto de hora, epistaxis que lo despierta a las tres de la mañana.

Tos seca, tintosa, que se agrava por el menor movimiento, pasando del frío al calor, en una habitación caliente y respirando profundamente; mejoría por el reposo absoluto. Se acompaña de dolor agudo, lancinante en el pecho (dolor de costado) y en la cabeza, mejora por la presión fuerte. El enfermo sostiene su pecho fuertemente con las dos manos cuando tose o busca la manera de sostener su cabeza para disminuir la conmoción provocada por la tos. Acción electiva sobre el pulmón derecho.

Orina roja oscura. Ardor de la uretra que mejora por el paso de la orina.

Reglas adelantadas, muy abundantes, de sangre obscura, con mucha sensibilidad en todo el bajo vientre y que se agrava por todo movimiento: reglas precedidas o reemplazadas por epistaxis. Dolor agudo, punzante en el ovario derecho que se extiende a la cadera derecha, durante las reglas o en su intervalo, que se agrava al menor movimiento.

Senos pálidos, calientes, duros, de una dureza de piedra, pesados y muy dolorosos.

Articulaciones hinchadas y enrojecidas, con dolores agudos, punzantes y desgarradores que empeoran al menor movimiento y mejoran por una presión fuerte.

Movimiento constante del brazo y la pierna izquierda (Hellb.).

Piel amarilla y oleosa, tinte bilioso, cabello grasoso.

CLINICA: Amenorrea. Angiocolitis. Apendicitis crónica. Artritis. Asma. Bronquitis. Bronconeumonía. Cáncer. Cefalalgia. Ciática. Cólicos hepáticos. Congestión pulmonar. Constipación. Laxitud. Coxalgia. Diabetes. Diarrea. Disnea. Dispepsia. Efisema. Endocarditis. Epistaxis. Escarlatina.Fiebre. Fiebre tifoidea. Gripe. Hemoptisis. Hemorragias. Hidrotórax.Ictericia. Mastitis. Meningitis. Neuralgias. Otitis. Pericarditis. Peritonitis. Peritiflitis. Pleurecía. Pleurodinia. Neumonía. Reumatismo. Sinovitis. Tuberculosis. Varioloides. Vértigos.

Bryonia afecta particularmente las serosas.

RELACIONES: En las afecciones pulmonares se adapta bien Acon. nap.

Cuando la agitación deja lugar a la inmovilidad y cuando aparece la información de la serosa siguiéndole con buen resultado Kali car., Puls. o Phos., de acuerdo con la evolución clínica. Pensar en Asclepia tub. y en Ranunculus frecuentemente poco indicados. En los reumatismos y la fiebre tifoidea Rhus tox., presenta las modalidades inversas.

Son complementarios generalmente Sulphur o Sulphur iod. (tuberculínicos) en las enfermedades agudas: Alumina o Lycopodium en los casos crónicos. La indicación de Bryonia aparece frecuentemente sobre un sujeto de Natrum mur.

DOSIS: 6a, 30a y 200a.

Usted está aquí: Inicio Materia Médica León Vannier Bryonia alba